Seguinos

Novedades

Tips para una buena limpieza facial



¡Hagamos de la limpieza facial un hábito! Seguí los tips que te dejamos en esta nota.

  • LAVARSE LA CARA 2 VECES AL DÍA

¡Cuidado! El lavado de nuestro rostro en exceso puede ser perjudicial para nuestra piel ya que de esta forma destruiríamos la cubierta lipídica que protege a nuestra piel. Por eso recomendamos el lavado de cara al levantarnos y antes de acostarnos.

  • UTILIZAR PRODUCTO ADECUADOS

Debemos elegir cremas y productos que sean adecuados para nuestro tipo de piel y nuestra edad. ¡Cuidado! Los jabones que no sean específicos para la limpieza facial pueden irritarnos la piel.

  • DESMAQUILLARNOS POR LA NOCHE SIEMPRE

El no desmaquillarnos al irnos a dormir puede afectar negativamente a la piel de nuestro rostro, ya que durante la noche es cuando más receptiva está a recibir tratamientos, descansa y se oxigena.

Usar desmaquillantes específicos es de vital importancia, por ejemplo, para nuestros ojos para el cuidado de la piel delicada que lo rodea, y las pestañas.

  • ¡NO ABUSAR DE LAS TOALLITAS DESMAQUILLANTES

Está bien que las usemos en días que no nos dé tiempo para desmaquillarnos de la manera adecuada, pero nunca debemos usarlas como nuestro método de retirar el maquillaje pues no limpian en profundidad nuestra piel. Por lo tanto, dejaremos restos de suciedad en el rostro que permanecerán toda la noche en él.

  • EL AGUA, MEJOR TIBIA O FRÍA

El agua caliente no es buena para nuestro rostro pues tiende a dilatar los capilares del rostro, logrando así que aparezcan las típicas venitas rojas o que nuestro rostro luzca enrojecido.

  • EXFOLIARSE LA PIEL 1 O 2 VECES A LA SEMANA

Si tenemos la piel seca y sin imperfecciones, bastará con que escojamos un exfoliante suave y lo utilicemos 1 vez a la semana. Sin embargo, si nuestra piel es grasa, deberemos realizar este paso 2 veces o incluso 3 a la semana con un exfoliante un poco más enérgico para limpiar nuestra piel de imperfecciones. Además, según vamos creciendo, la exfoliación se va volviendo cada vez más importante, ya que las enzimas naturales de nuestro rostro que realizan el proceso de manera natural, cada vez van perdiendo capacidad.


Otros artículos