Novedades

Cómo evitar el golpe de calor



Las enfermedades relacionadas con el calor ocurren cuando el cuerpo no puede mantenerse a una temperatura normal. La regulación de la temperatura corporal depende de complejos mecanismos, de los cuales el más efectivo para perder calor es la sudoración. En días calurosos y húmedos, la evaporación del sudor se hace más lenta por el aumento de la humedad en el ambiente. Cuando el sudor no es suficiente para bajar la temperatura del cuerpo, la misma sube, y aumenta la posibilidad de padecer una enfermedad relacionada con el calor.

Recomendaciones

  • Reducir la actividad física.
  • Usar ropa holgada y de colores claros, sombrero y anteojos oscuros.
  • Permanecer en espacios ventilados o acondicionados.
  • Evitar comidas muy abundantes, ingerir verduras o frutas.
  • Evitar las bebidas alcohólicas o muy azucaradas.
  • Aumentar el consumo de líquidos sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada.
  • No exponerse al sol en exceso, ni en horas centrales del día (entre las 10 y las 16hs)

¿Qué hacer en caso de presentar síntomas?

En caso de que alguien presente dolor de cabeza, sensación de vértigo, convulsiones y pérdida de conciencia, piel enrojecida, caliente y seca, náuseas, respiración y pulso débil y/o confusión, debemos trasladar al afectado a la sombra, hacer que mantenga la cabeza alta e intentar refrescarlo mojándole la ropa, aplicar hielo en la cabeza, darle agua fresca y solicitar ayuda médica.